Los Escritorios Virtuales y su potencial

escritorios virtuales

Los Escritorios Virtuales y su potencial

Para muchos todavía es un misterio este término, por eso hemos decidido explicar con un poco más de detalle en qué consiste exactamente un ‘escritorio virtual’, porque todo el mundo está hablando de ellos y cuál es exactamente su potencial.

Empecemos por lo básico: un escritorio virtual es, en buena medida, la evolución del modelo de trabajo de almacenamiento y manipulación de la información en la nube. Dicho de otro modo, es la asignación de un espacio en el que se almacenarán documentos que pueden ser modificados por varios usuarios en tiempo real y sincronizarse desde cualquier máquina alrededor del mundo.

La idea es que tu trabajo nunca se detenga

Si en el escritorio de mi computadora están organizados en 10 carpetas diferentes todos los archivos relativos a mi trabajo y decido cambiar de máquina durante un viaje, en Estados Unidos o Hong Kong, por ejemplo (donde el precio de adquirir un ordenador de última tecnología es más accesible) tengo dos opciones para continuar y que mi trabajo no se vea interrumpido:

  1. La opción clásica implicaría hacer un back-up en un soporte rígido y transferir posteriormente ese paquete de información a través de uno de los puertos USB a nuestra nueva máquina. No obstante, toda nuestra información sería susceptible en ese momento a desaparecer por la fragilidad del soporte físico e implicaría aproximadamente un tiempo de 5 minutos de transferencia por gigabyte entre la máquina antigua, el disco externo y la máquina nueva.

 

  1. La segunda opción es justamente la de apelar a un escritorio virtual en el que gracias a que la información que reposa en nuestra antigua computadora está respaldada en tiempo real en la nube, en el momento en que sincronizamos nuestra nueva máquina, todos los archivos comenzarán a descargarse y a estar disponibles de manera automática para nosotros.

Los mejores escritorios virtuales

Entre los que pueden calificar como ‘servicios gratuitos’ de escritorios virtuales, se encuentran fundamentalmente los que nos ofrecen Apple y Microsoft con sus respectivos sistemas operativos. No obstante, aunque el servicio en sí mismo es gratuito, su funcionamiento dependerá en buena medida de la capacidad de almacenamiento de la que dispongamos en la nube.

No se trata en general de servicios demasiado costosos, pero en ambos casos funcionan sobre la base de una suscripción mensual en la que deberemos abonar desde 1 dólar para gozar de 50GB de almacenamiento hasta aproximadamente 20 dólares que pueden garantizarnos aproximadamente 2 terabytes.

Es muy importante que prestemos atención a la manera en la que nuestro escritorio virtual se relaciona con nuestro dispositivo móvil, porque dependiendo de la configuración que tengamos en el teléfono, las fotografías que tomemos día a día e incluso nuestras conversaciones de WhatsApp, terminarán siendo almacenadas en la nube y le restarán capacidad a nuestro escritorio.

Aspectos para tener en cuenta

A nivel profesional, un escritorio virtual puede facilitarnos muchísimo las cosas para tener disponibilidad plena de nuestra información sin importar la máquina desde la que estemos operando. Aplica tanto para el alto ejecutivo de una multinacional, como para el dueño de una panadería que se tomó unas vacaciones.

En este momento muchísimas compañías están abocadas a la construcción de escritorios virtuales que le permitan a sus empleados sincronizar tareas entre los distintos espacios en los que trabajan, desligando su operatividad a una computadora específica. La ventaja en términos de seguridad informática es que este modelo permite un monitoreo constante del flujo de datos que tiene cada empleado y que genera copias redundantes que sirven de respaldo en caso de que haya una falla de software o un error humano.

En conclusión, nos encontramos ante la aparición de un nuevo espacio virtual de trabajo en el que no sólo nuestra información estará almacenada en la nube, sino también el software que utilizamos regularmente (algunas suites ofimáticas ya operan desde esta lógica) y nuestra manera de relacionarnos. En Telecarrier tenemos una solución que puede ajustarse a la medida de sus necesidades profesionales. Le garantizamos que no importa el tamaño de su empresa, podemos ofrecerle lo que necesita para que su compañía jamás se detenga.