¿Qué es la innovación disruptiva? | Telecarrier

¿Qué es la innovación disruptiva?

Innovación disruptiva

Una de las palabras usadas con mayor ligereza en el mundo de los negocios es ‘disrupción’. Muchas empresas prometen ser disruptivas u ofrecer productos y servicios que quiebran el estatus quo y que mejoran los modelos de negocio actuales, sin llegar necesariamente a cumplir su promesa.

Esta es la razón por la cual se habla sin cesar de la innovación y del papel que cumple en la generación de nuevos productos y servicios para mantener una ventaja competitiva. No obstante, la verdadera innovación disruptiva es un fenómeno raro, que cuando prospera, es capaz no sólo de revolucionar un sector del mercado, sino de crear en sí mismo, un mercado nuevo. 

Un ejemplo de disrupción fallida  

El iPad es una de las herramientas más versátiles del mercado informático, combina perfectamente las funcionalidades de un teléfono inteligente y la potencia de un ordenador personal y además de convertirse prácticamente en un centro de entretenimiento portátil, sus nuevas versiones tienen superficies inteligentes. No obstante, antes del exitoso lanzamiento del iPad en 2010, Apple ya había tenido un fracaso estruendoso.

Se trataban de otros tiempos para la compañía de California, y sus acciones no tenían el mismo valor que ahora. Sin embargo, los ingenieros de Apple decidieron empezar a trabajar en 1987 en un dispositivo que funcionara como centro de mensajes y que reconociera la escritura manual. 6 años después se lanzó el MessagePad, que aunque para la época era un dispositivo totalmente futurista no fue capaz de ganarse el corazón de los consumidores.

Las razones son muchas, por una parte, el Newton OS no tenía la misma fluidez que tienen las interfaces actuales; y, por otra, la capacidad de procesamiento del hardware de ese entonces no se comparaba con la que tienen los dispositivos actuales, el resultado, un fracaso absoluto en ventas.  

Elon Musk como paradigma del disruptor

SpaceX y Tesla son en este momento dos de las compañías mejor reputadas de todo el mundo, sin embargo, antes de que el emprendedor sudafricano Elon Musk fuera considerado como una de las mentes corporativas más brillantes del siglo XXI, debió superar una cantidad inimaginable de desafíos.

Como primera medida, Tesla supone un reto directo a la industria de los hidrocarburos, una de las más poderosas de todo el globo, razón por la cual, la aparición disruptiva de una compañía que promete liberar a la humanidad de su dependencia energética del petróleo, no fue vista con buenos ojos en el mercado financiero. De allí que Musk decidiera abandonar sus planes de sacarla al mercado en agosto de 2018 y de convertirla en una empresa privada.  

El caso de SpaceX no es diferente. Sólo que en lugar de proponer todo un modelo energético nuevo, Musk propone reutilizar los cohetes usados para los lanzamientos espaciales, reduciendo significativamente los costos. Su modelo de descenso vertical le valió de hecho, convertirse en uno de los pocos contratistas privados que tiene la NASA.

Aunque en la actualidad ambas compañías gozan de buena salud financiera y de la reputación necesaria para atraer inversionistas, no siempre fui así, de hecho, Musk no sólo es un empresario disruptivo por colonizar campos inexplorados de la industria automotriz y espacial, o por conectar sus dos compañías principales a través de un truco de mercado excepcional como lanzar su Tesla Roadster personal en uno de sus cohetes Falcon Heavy, lo es porque ha sabido decirle no al mercado.

Esa es la razón por la cual Tesla y Space X permanecen aún alejadas de Wall Street, Musk sabe de las expectativas cortoplacistas de los inversionistas privados y no está dispuesto a sacrificar el futuro de su compañía para hacerse de financiamiento.

Estos ejemplos, tienen en común varios elementos que son la causa de su respectivo éxito y fracaso:

1. La disrupción debe entenderse como un proceso: el camino para crear un producto o servicio disruptivo requiere tiempo y experimentación. Debe iterarse a través del proceso, ajustando las ideas y observando cómo éstas son aceptadas por el mercado, posiblemente el primer fracaso de Apple con el MessagePad fue el que convirtió al iPad en uno de los dispositivos electrónicos más aceptados de la actualidad.

2. La disrupción requiere cambios radicales: No se trata de una cuestión semántica, un servicio no disruptivo si se trata de una mera adaptación del modelo original de negocio. La innovación disruptiva requiere un replanteamiento total de todo lo establecido. En el caso de Tesla se trató no solamente de plantear la idea de un vehículo eléctrico de gran autonomía, sino de desafiar el imaginario alrededor del automóvil de gran desempeño y la libertad y reemplazarlo por el del cuidado del medio ambiente.  

3. La disrupción no es sinónimo de éxito: El éxito de una empresa no se define por si es disruptiva o no, sino por su habilidad para adaptarse a las realidades del mercado. Apple es el mejor ejemplo de este principio, de hecho, la compañía estuvo varias veces a punto de quebrar debido a su carácter decididamente disruptivo.

4. El término ‘sé disruptivo o sé destruido’ puede ser malinterpretado: las empresas existentes deben responder a las innovaciones si están ocurriendo, pero no deberían reaccionar de forma exagerada desmantelando un negocio rentable. Algunas ideas como en el caso de MessagePad necesitan la convergencia de varios factores para prosperar y aunque en 1987 se trató de un fracaso monumental para Apple, hoy el iPad es uno de los dispositivos más vendidos del mercado.

En conclusión, la innovación disruptiva es mucho más que hacer cosas diferentes; se trata de estudiar y entender el mercado y ver qué segmentos no están siendo correctamente atendidos, para entonces, generar las ideas que puedan resolver esas necesidades. En este sentido, la información es vital para conocer a nuestros consumidores y entender sus patrones de consumo. El trabajo que hacemos en Telecarrier consiste en suministrar a nuestros clientes las herramientas que les permiten ser disruptivos, nosotros entendemos el mercado y por eso planteamos soluciones innovadoras pensadas en su caso.

Content
Content