¿Transformación u optimización? El modelo de digitalización que necesita mi empresa este 2020

El modelo de digitalizacion

¿Transformación u optimización? El modelo de digitalización que necesita mi empresa este 2020

Cualquier empresa que esté en proceso de expansión tiene dos caminos claramente diferenciados para seguir: por un lado está la optimización y por el otro, la transformación. Cualquiera que sea la decisión que se tome, debe venir acompañada por una reflexión profunda sobre la naturaleza de nuestro modelo de negocio y sus posibilidades reales.

Cuando hablamos de optimización nos referimos específicamente al perfeccionamiento -upgrade- de los procesos existentes para hacerlos más eficientes y productivos. No hablamos necesariamente de la adquisición de nuevas tecnologías, sino de la adecuación de los recursos disponibles para explotar al máximo su potencial.

La transformación, por su parte, plantea un cambio de paradigma que sí puede estar asociado al cambio de una tecnología por otra, pero que en la mayoría de los casos implica una nueva manera de hacer las cosas para obtener nuevos resultados. No estamos hablando de cambiar el rumbo de nuestra empresa, solo de un cambio radical en los procesos.

Hablemos de transformaciones y optimizaciones exitosas

Hay dos casos emblemáticos en la industria que sirven de ejemplo para ilustrar la forma en que la optimización y la digitalización pueden convertir un modelo de negocio operativo, pero con posibilidades de crecimiento, en un éxito de escala global. Por un lado tenemos a Zara, una casa de modas que monitorea en detalle los hábitos de consumo de sus clientes; y por el otro, AirBnB, que rompió el paradigma de lo que significa una reserva hotelera.

Posiblemente Zara es una de las marcas con mayor valor comercial en el mundo de la moda. Pese a no tratarse precisamente de ‘alta costura’, sus diseños suelen estar acompasados temporada tras temporada con las necesidades específicas de sus clientes -que son millones alrededor del mundo-. La optimización que esta compañía hizo sobre su modelo de negocio fue bastante simple, segmentó su catálogo según ciertas características base y a partir de las tendencias de venta, orientó su política de diseño.

El caso de AirBnb es mucho más radical, porque pese a que no fue la primera web en ofrecer la reserva una habitación a través de internet, transformó totalmente el paradigma de lo que significan las reservas hoteleras en el momento en que introdujo la posibilidad de convertir a cualquier vecino alrededor del mundo en un huésped potencial.


La digitalización es básicamente un cambio de paradigma

Sea cual sea el camino que se elija para asumir la digitalización de nuestra empresa en 2020, lo importante es tener claro que, pese a que no estamos obligados a cambiar el rubro en el que operamos, si hay muchas posibilidades de que el mundo digital le dé un valor diferencial a lo que hacemos.
 
Y en este sentido, el ejemplo más sonado sin lugar a dudas es el de los inicios de Netflix, un negocio de alquiler de películas por correo concebido en 1997 por Reed Hastings y Marc Randolph y que en sus origines ‘humildes’ fue rechazado y vilipendiado por el CEO de Blockbuster. No obstante, gracias a su temprana digitalización y a la introducción de su política de suscripción mensual, se convirtió en un gigante de la industria del entretenimiento, a diferencia de Blockbuster que quebró en 2010.

La transformación y la optimización no son procesos aislados y muchas veces pueden ir acompasados al mismo tiempo en cualquier tipo de negocio. Lo importante es entender nuestra cadena de producción y valor, y saber en qué pasos específicamente la digitalización puede contribuir al crecimiento de nuestra empresa.