¿Está su sistema operativo actualizado? Análisis del caso Windows 7 | Telecarrier

¿Está su sistema operativo actualizado? Análisis del caso Windows 7

Actualizar el sistema operativo implica realizar modificaciones  con la finalidad de  mejorar por lo general aspectos de funcionalidad o robustecer la seguridad de la información.

 

La tecnología pone a nuestra disposición cada vez gran cantidad de opciones que hacen más práctica la vida cotidiana, pero usted debe ser responsable y hacer un uso correcto y responsable de la tecnología. En esta oportunidad queremos aconsejarle que esté atento a las actualizaciones que surjan y las ejecute de acuerdo a las sugerencias de su proveedor.

 

Es pertinente reflexionar sobre este tema, ser poco cauteloso en este sentido puede exponerle a ser víctima de ataques maliciosos y dejar información sensible en manos equivocadas.

 

Le recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos para hacer un mejor uso de la tecnología:

 

  • Estar atento sobre el estado de actualización de todos sus dispositivos y aplicaciones.
  • Realizar las actualizaciones tan pronto como se publiquen.
  • Debe tener cuidado con las aplicaciones que instala: rechace fuentes no confiables y vigile los privilegios que le conceda.
  • No utilice sistemas operativos antiguos que ya no dispongan de actualizaciones de seguridad.

 

Un sistema operativo actualizado resulta menos vulnerable a posibles ataques. Anteriormente las actualizaciones para sistemas operativos se espaciaban mucho en el tiempo, pero el uso masivo de internet y el aumento de la velocidad de transmisión de datos en la red permite que éstas se lleven a cabo en la actualidad con mayor frecuencia.

 

Caso Windows 7

 

El soporte para Windows 7 está por finalizar. A comienzos del 2020 dejará de estar disponible el soporte y las actualizaciones de esta versión de Windows.

 

Sabiendo que esto es así, es bastante probable que los delincuentes informáticos estén preparando estrategias para ir directo a las vulnerabilidades que puedan existir en Windows 7 y llevar acabo sus ataques.

 

Sin embargo, a pesar de saber que esta información es cierta, existe todavía un sector importante de usuarios que está dispuesto a seguir utilizando este sistema operativo. En mayo de 2017, alrededor del 60% de los 220.000 cajeros automáticos de la India todavía utilizaban Windows XP. Del mismo modo, unos 40 millones de dispositivos siguen utilizando Windows 7 a mediados de 2019, y su cuota de mercado se ha mantenido constante a lo largo del año en torno al 35%. Se puede asegurar que el fin del soporte de Windows 7 llegará con decenas de millones de usuarios aún vulnerables a todo tipo de ataques.

 

Esta resistencia puede estar justificada por motivos de importancia para las empresas, entre ellas podemos mencionar  el costo de inversión, no sólo por la cuota inicial de la licencia, sino también por cualquier gasto de instalación e implementación. Algunos departamentos de TI podrían pensar que los cortafuegos, las defensas antivirus y los parches existentes serían suficientes, momentáneamente.

 

Ciertas empresas podrían tener preocupaciones sobre la privacidad por el aumento de las comunicaciones que implica una actualización a Windows 10. El servicio de telemetría de compatibilidad de Microsoft envía regularmente datos técnicos desde un PC a Microsoft. Aunque este servicio puede proporcionar correcciones de errores y ayudar a mejorar el rendimiento del equipo, algunos usuarios se oponen a que Microsoft supervise constantemente su equipo, aunque este servicio puede ser desactivado.

 

Por último, las implementaciones de nuevas versiones de Windows en entornos empresariales requieren planificación. Se debe probar la compatibilidad del nuevo sistema operativo con los sistemas y aplicaciones heredados, tanto dentro de la empresa como con los proveedores, socios y socios comerciales.

 

También incluye la identificación de las máquinas que necesitan ser actualizadas o reemplazadas, el desarrollo de un cronograma y presupuesto para las actualizaciones, y la implementación de nuevos controles de seguridad para separar los sistemas críticos de las máquinas Windows 7 que no pueden ser actualizadas o eliminadas. Además, las empresas deberán tener en cuenta los recursos, el tiempo y el coste de la formación necesaria para que los empleados aprendan el nuevo sistema operativo.

 

Ante esta realidad de amenaza potencial de malware, el mejor enfoque es el proactivo. Ahora es el momento de migrar a Windows 10, ya que esperar el último momento para hacerlo puede traer problemas, que puede evitar migrando a tiempo.

 

Para los usuarios que no tienen planes de migrar pronto, deben supervisar y proteger sus equipos, redes y sistemas con mayor diligencia que antes. Esto incluye análisis regulares de PCs, sistemas, redes y almacenes de datos.

 

Para los usuarios que realicen una migración en el futuro, asegúrese de validar que los datos de los que se realiza la copia de seguridad estén limpios. No desea transferir datos de sistemas no compatibles que puedan contener malware. Estos datos son vulnerables y seguirán siéndolo incluso en un nuevo entorno.

 

Elija una herramienta de detección y búsqueda de malware que sea independiente de cualquier sistema operativo en particular y totalmente compatible en múltiples entornos. Si el sistema operativo está infectado, entonces no se puede confiar en los datos recopilados en los puntos finales que se ejecutan en ese sistema operativo.

 

Por último, a través del servicio de Vulnerability Management as a Service (VMaaS), Fronteras Security puede ayudarle a mantener todos sus equipos con las últimas versiones actualizadas para evitar cualquier riesgo de seguridad en sus equipos y redes.